lunes, 18 de enero de 2021

2021 QUIZÁS SEA PEOR DE LO QUE HABÍAMOS PREVISTO (3 DE 4) – notas sobre LO QUE HABRÁ DESPUÉS DE TRUMP.

Probablemente desde el 11-S nunca habíamos asistido a un espectáculo tan descarado de difusión de una “verdad oficial” como la que se ha desarrollado durante el proceso electoral norteamericano. Hemos visto un asalto al congreso de los EEUU, como hace veinte años vimos desplomarse a las “Torres Gemelas”. Se ha difundido una “verdad oficial” imposible de contrastar, pero de la que -razonablemente- podemos sospechar que no tiene nada que ver con lo ocurrido realmente. Sabemos lo que siguió a los ataques del WTC (el Acta Patriótica, el miedo como presión para aceptar las guerras coloniales de Afganistán e Irak, etc.). Queda por saber las consecuencias que tendrá el asalto al Congreso de los EEUU. Pero podemos anticipar algunas.

Llama la atención que, en ambos casos, 11-S y asalto al congreso, lo que ha ocurrido esté directamente relacionado con el proceso electoral presidencial. George W. Bush -vale la pena recordarlo- inició su mandato muy debilitado y bajo sospecha: en efecto, su oponente, Al Gore, obtuvo el 48,38% de los votos, mientras que el vencedor, George W. Bush, se hacía con un 47,87%, es decir, con un porcentaje menor y con menos medio millón de votos menos que Gore. Todo se dirimía en Florida, Estado gobernado… por el hermano de George W. Bush. Se produjeron disturbios durante el recuento de votos y actos de violencia contra los funcionarios que realizaban el recuento pedido por Gore (ver “Disturbios de Brooks Brothers”). La polémica duró semanas hasta que, sin que apareciera ningún motivo visible para cambiar de actitud Gore “reconoció” la victoria de su oponente.

Así pues, la presidencia de Bush se inició bajo la sospecha de amaño electoral. Era, por tanto, una presidencia “debilitada”. La estrella de Bush solamente resplandeció al producirse los ataques del 11-S y verse el país envuelto en una oleada de dolor por las imágenes mil veces repetidas de los “30.000 muertos” en los ataques (en realidad, no llegaron a 3.000), el miedo que siguió en los tres meses posteriores (a causa del asunto del ántrax), las alarmas continuas de nuevos ataques terroristas que generaban sensación de asedio y, finalmente, la respuesta patriótica presidencial: la Acta Patriótica (en la que una sociedad acepta el recorte a sus libertades para garantizar una “seguridad” que realmente no estaba en peligro) y las guerras coloniales declaradas para satisfacer las necesidades del complejo militar-petrolero-industrial y que solamente beneficiaron a éste: Irak y Afganistán.

¿Y ahora qué ocurrirá? Por que la presidencia de Joe Biden está tocada por mucho que los grandes consorcios mediáticos y las grandes acumulaciones de capital (es decir, todo lo que responde al nombre de “stablishment”) estén a su favor.

- No estamos muy seguros de que EEUU esté en condiciones de embarcarse ahora en un nuevo conflicto colonial: el país, interiormente, está roto en dos. Recurrir a un nuevo 11-S correría el riesgo de dividirlo aún más. Y, por lo demás, ¿contra qué enemigo luchar? En Siria, la guerra iniciada con el apoyo del “premio nobel de la paz” (somos conscientes de las minúsculas) Barak Obama está liquidada. Irán es una potencia regional demasiado fuerte que en menos de 10 años se convertirá en hegemónica en la zona y con muy buena diplomacia internacional. No es lo mismo atacar a un país de cabreros como Afganistán, o a un Saddam Hussein aislado internacionalmente, que al gobierno de Irán en buenas relaciones con todas las demás grandes potencias… salvo con EEUU. ¿Corea del Norte? Demasiado cerca de China y la economía norteamericana depende hoy, no lo olvidemos, de las inversiones chinas en bolsas norteamericanas que, si bien es cierto que disminuyeron tras la crisis bancaria de 2008, no es menos cierto que existe entre 1 y 2 billones de dólares chinos que, de retirarse, implicarían el caos económico en EEUU. No hay escenarios internacionales que permitan otra guerra colonial.

- EEUU en 2021 no es el mismo que en 2001 y, no solamente, porque el país está partido en dos entre conservadores trumpistas y liberales políticamente correctos, sino porque el mundo de hoy ya no es lo que era hace 20 años. En 2011, EEUU podía declarar impunemente la guerra a otros países, porque Rusia estaba todavía debilitada por los años en los que la presidencia estuvo en manos del borracho promovido internacionalmente por EEUU: Boris Eltsin. Y, China, en aquel momento, todavía no había alcanzado la hegemonía económica y estaba aún lejos de la militar. Pero hoy la situación es muy diferente: China ha alcanzado la hegemonía (es la única economía mundial que ha crecido casi un 3% en el año del Covid, cuando todas las economías mundiales han entrado en recesión: y esto gracias a que es la “factoría mundial”) y militarmente el gigante asiático está ya en situación de paridad con los EEUU en el terreno militar y estratégico.

Por tanto, ya no habrá más aventuras exteriores, como máximo, algún pequeño tanteo para mantener contento al Pentágono.

Por tanto, todo nos induce a pensar que la debilidad política de Biden se resolverá en clave interior: el tánden Biden-Harris solamente puede ofrecer una cosa: ultracorrección política, grandes metas ecológicas, aplicación de leyes para acallar cualquier oposición (Trump se verá empantanado de un proceso a otro para evitar que pudiera presentarse a las elecciones de 2024) y dar armas a los censores digitales (Twiter, Facebook, Google, especialmente) para reforzar las “verdades oficiales” y controlar la disidencia. Y, aun así, no está del todo claro, que su victoria sea neta. Y si no lo es, EEUU camina hacia el desplome interior como resultado de:

- un desfase entre el sistema político del siglo XVIII y la realidad del siglo XXI que, cada vez se muestra más susceptible de fraudes electorales.

- una falta de credibilidad de los portavoces del “stablishment” que olvidan que el país está en situación de “fractura vertical” entre dos tipos de “creencias”: la ultraprogresista y la ultraconservadora.

- una desigualdad absoluta de desarrollo económico entre las distintas partes del país: un norte industrial clásico en disminución, una costa Oeste paraíso de las nuevas tecnologías, una “América profunda”, tradicionalmente agrícola y ganadera, en crisis absoluta, una costa Este en el que el narcotráfico y los servicios se disputan la hegemonía.

- un complejo petrolero-militar-industrial que exige beneficios (el capital no invertido o que no produce se convierte en inútil) como sea y al precio que sea.

- una sociedad multiétnica en la que cada ladrillo étnico está aislado e incomunicado con los demás y en guerra étnica unos contra otros.

- una situación de aislamiento creciente internacional a causa de errores pasados y de la sospecha de que, ante la situación actual en el interior de los EEUU, su potencia está muy debilitada y resulta incapaz de apoyar a aliados con problemas.

- un dólar sobrevalorado históricamente gracias a la presencia de los marines en bases esparcidas por todo el mundo y que depende hoy de las inversiones chinas en los EEUU, con una deuda pública de casi 20 billones de dólares (que, por cierto, se detuvo e incluso disminuyó durante los años del trumpismo, de 21,5 a 20).

- con un stablishment que solamente es sólido y unitario en algunos de sus planteamientos (búsqueda del máximo beneficio), pero que está muy dividido en cuanto a alternativas, propuestas, salidas y, orientaciones futuras.

El resultado de todo esto en los próximos cuatro años, solamente puede ser el desplome interior y el aumento de la inestabilidad. EEUU está entrando en un proceso similar al que se desarrolló en la URSS desde finales de los años 70: un aumento creciente de sus problemas que, finalmente, formaron una “tormenta perfecta” que entrañó su disolución. En EEUU, siendo realistas, y a tenor del carácter americano y de los millones de armas en poder de los ciudadanos, esa “tormenta perfecta” solamente puede adquirir el aspecto de guerra civil, que será, a la vez, étnica, social y religiosa, es decir, una guerra de “creencias” y no de “valores” (la creencia es un conjunto de criterios irracionales anidados en el cerebro, imposibles de someter a discusión o a razonamientos lógicos, mientras que los “valores” son actitudes espontáneas ante la vida que si pueden ser sometidas a razonamiento y a argumentación).

Desde los años de la Guerra Fría, se han ido realizando experimentos de “control mental” (existe una amplia literatura científica en unos casos, conspiracionistas en otros, y conspiranoica en su franja más difundida, por lo que hay que tener cuidado a la hora de estudiar el estado de la cuestión). En 1948, ya se realizaban con prisioneros de las SS capturados. En los 50 se pasó al estudio de las técnicas sub-liminales. En los 60 a la utilización de drogas psicodélicas. En los 70 se pasó a “experimentos sociológicos” y, a partir de los 80 se fueron incorporando nuevas técnicas que avanzaban con la tercera revolución industrial que se iniciaba en aquellos momentos. A pesar de la falta de información e, incluso, de las informaciones contradictorias, damos por supuesto que todos esos experimentos han continuado y que se han aplicado y se están aplicando, especialmente en escenarios bélicos, pero también entre las poblaciones para alejar riesgos de inestabilidad interior, disturbios y focos de resistencia efectivos contra el sistema.

Pues bien, a pesar de todos esos experimentos que se hayan podido dar, lo cierto es que no han resuelto el gran problema al que se enfrenta el stablishment mundial:

- el mundo es demasiado complejo como para pensar que pueden controlarse los distintos aspectos que entran en juego.

- el ser humano es demasiado complejo como para pensar que todos los seres humanos pueden manipularse y dirigirse.

- la economía mundial es demasiado compleja para pensar que puede globalizarse en un mundo desigualmente desarrollado y con sistemas fiscales, económicos, sociales y políticos diferentes.

- la cultura mundial es demasiado compleja para creer que el “mestizaje” y la “fusión” bastarán para crear una “cultura mundial” sin raíces.

- el cerebro humano es demasiado rico y sorprendente como para pensar que controlando el inconsciente (se podrá controlar el “cerebro límbico”, pero no el “neocórtex” en el que anida la reflexión y el raciocinio, incluso el llamado cerebro “reptiliano” que garantiza la supervivencia y es la parte más primitiva de la masa encefálica, son imposibles de condicionar permanentemente y en la totalidad de seres humanos).

Resumiendo, la victoria de la “corrección política”, de la “globalización”, del “mundialismo”, de todo lo que controla y domina el “stablishment”, es una victoria pírrica: no podrá mantenerse durante mucho tiempo:

- en primer lugar, porque el “stablishment” no es un bloque monolítico, sino que está multidivido. Se reconoce en un único interés: la ley del máximo beneficio en el menor tiempo, pero más allá de este objetivo, las estrategias para alcanzarlo están muy diversificadas.

- en segundo lugar, porque la ciencia tiende siempre a seguir caminos propios que no coinciden necesariamente con los del “stablishment”. A pesar de que el “stablishment” intenta convertir la ciencia y la técnica en su aliada (el período que media entre el 2020 y el 2050 va a ser el más rico en avances y progreso científico y tecnológico que se haya visto jamás), se trata de una alianza temporal.

Vale la pena recordar unas palabras de René Guénon:

“Sea como sea, con eso hemos llegado al último término de la acción antitradicional que debe conducir a este mundo hacia su fin; después de ese reino pasajero de la «contratradición», para llegar al momento último del ciclo actual, ya no puede haber más que el «enderezamiento» que, al reponer súbitamente todas las cosas en su sitio normal cuando la subversión parecía completa, preparará inmediatamente la «edad de oro» del ciclo futuro”.

Dicho con palabras más accesibles para los que no conocen el sentido de la obra de René Guénon: cuanto más desorden exista en el mundo, cuanto más sensación de caos se haya extendido, cuanto más negra sea la noche, más próximos estaremos al nuevo amanecer. Ocurre como en una función asindótica como la del gráfico en la que y = 1/x. La curva que jamás en su caída toca el eje de abcisas (y) y que se hunde en su mitad negativa, es sucedida por otra curva que parte jamás toca al mismo eje (y) pero que parte de su mitad positiva, mientras que el eje de ordenadas (x) señala el tiempo que transcurre


Matemáticamente, después de un período de hundimiento generalizado y crisis absoluta, solamente puede suceder un nuevo período áureo. Esta es la buena noticia…

 

   



sábado, 16 de enero de 2021

CARTAS DESDE MI RETRETE – EL RETRASO DE LAS ELECCIONES CATALANAS

 

El “govern Català” (esto es, la “administración independentista de la gencat”, que no es exactamente lo mismo) ha anunciado un aplazamiento de las elecciones autonómicas. Esto si que es un verdadero “golpe de Estado” (a medida de la pequeñez de la gencat) y no lo del Congreso de los EEUU. Debió ser en enero de 2020 cuando Torra dio la legislatura por concluida (“cuando se aprueben los presupuestos de la gencat”). Pero ahora la culpa de todo es del Covid, incluso de que se retrasen las elecciones en Cataluña…

Ya se sabe: si la economía va mal es por culpa del Covid (la economía iba a ir mal en 2020, con Covid o sin), si los gobiernos de todo el mundo pierden popularidad es por el Covid (en absoluto porque el ciudadano esté harto de gobiernos corruptos), si la gente se muere es por el Covid (… y, claro que se muere por el virus, como se muere también porque el sistema sanitario está fallando desde mucho antes de su irrupción), si llega más inmigración es por el Covid (…no por la “paguita” garantizada a los que llegan a Europa), si no hay igualdad sexual es por el Covid (… como demuestra el hecho de que hayan muerto un 88% de hombres más que de mujeres), si la administración del Estado se está paralizando es, claro está, por el Covid (y no porque la falta de autoridad y el desinterés), y si en Cataluña nada funciona no es, desde luego, porque la gencat siga empeñada en el proyecto indepe, sino por el jodido Covid que obliga incluso, mira por donde, a retrasar las elecciones.

Excusas de mal pagador. La ciudadanía está harta de Covid, pero mucho más harta de que -particularmente, en Cataluña- se le haya obligado a medidas cada vez más absurdas (las “franjas horarias” en la restauración son la puntilla de toda una larga serie de despropósitos). Sánchez se desentendió del Covid cuando comprendió que seguir apareciendo él y sus ministrillos cada día en los medios, empezaba a pesar en la intención de voto. Ahora es cuando las Comunidades Autónomas empiezan a entender que, dar la cara, si bien les sirve para demostrar quién tiene “poder” y que sirven para algo, también erosiona su imagen ante la opinión pública.

De ahí que, la gencat haya decidido que, en Cataluña, unas elecciones solamente pueden tener lugar cuando haya todas las garantías de que son los indepes quienes las ganan y siguen en el gobierno aunque sea coaligados con otros.

Las encuestas no les son favorables: la “independencia” sigue bajando y está en la frontera del 40%. En realidad, no debería ser superior al 30-35% que es el porcentaje de población que habla habitualmente catalán (sería absurdo pensar que un castellano parlante optara por el independentismo, sin olvidar que no todos los que se expresan en catalán son indepes). Además, no lo olvidemos, el independentismo está multidividido: cada día más. JxCat cree necesitar tiempo -unos meses más- para poder superar en intención de voto a ERC. Y, además, ERC, el partido al que pertenece Pere Aragonés, cree que existe el riesgo de que el “efecto Illa” se traduzca en un incremento de votos para el PSC… Cuando más lejos estén las elecciones del anuncio de Illa de ser candidato de su partido, mejor para ERC.

El PP, por su parte, tampoco tiene claro si sus resultados van a mejorar o si sufrirá otro bocado por parte de Vox, o si seguirá creciendo a medida que se amplíe -que se ampliará- la crisis terminal de Ciudadanos (partido que, por su parte, es consciente de que sus resultados se habrán mermado en relación a los obtenidos en 2017.

No puede extrañar, por tanto, que sea el PSC y Vox los únicos partidos que no han aceptado el retraso electoral y estudian presentar un recurso contra el “aplazamiento por motivos sanitarios”. Lo que ha determinado el aplazamiento es, únicamente, la esperanza de JxCat en mejorar sus posiciones y el miedo a quedar cuatro años fuera del poder (lo que supondría la asfixia económica de la camarilla de Waterloo) de celebrarse las elecciones en febrero.

Ahora bien:

1) No hay ningún elemento objetivo que permita pensar que, en mayo, la situación sanitaria en Cataluña estará mejor de lo que lo está ahora mismo. La lentitud con la que se están administrando las vacunas y las mutaciones del virus retrasan más y más la salida del túnel. Y pueden hacer que en mayo estemos ante la cuarta o la quinta ola del Covid-19 o la segunda del Covid-20…

2) La estrategia del retraso electoral, en gran medida habilitada por Puigdemont desde Waterloo, es su última carta. Lo ha sido desde que instó a Torra a permanecer en su puesto hasta la inhabilitación. El razonamiento de Puigdemont es: cuando más se retrasen las elecciones, el electorado estará más resabiado con ERC.

3) Si ERC ha aceptado la estrategia del retraso electoral se debe a que sabe que Sánchez apuesta por un gobierno “tripartito” (PSC-ERC+Comun) y, aunque la carta Illa se deshinche, Sánchez siempre puede recurrir a “negociación con ERC” seguida del “indulto presos” antes de las elecciones para evidenciar que es una “salida razonable”, tanto al final del “procés”, como al futuro gobierno de la gencat y que relanzaría el rol y la popularidad de ERC (al menos entre los indepes).

Por todo ello, nada esencial cambiará con este retraso. Lo único que se demuestra es que el oportunista y esta democracia son de plastilina: se pueden modelar -y de hecho se modelan- a gusto del que tiene el poder (en este caso JxCat) que fija el día y la hora que más le conviene. Pero que, en la otra parte, el PSC-PSOE está dispuesto a utilizar artimañas propagandísticas (ayer el nombramiento de Illa y mañana la negociación para el indulto con ERC) para encaramarse de nuevo al gobierno de la gencat. Todo, claro está, en nombre de la democracia y en bien de los electores…

Mientras, Cataluña pugna por ser una de las regiones del Estado en las que el Covid ha hecho una mayor escabechina y en donde las medidas adoptadas, excéntricas e inútiles, han garantizado el final de un 20-30% de la hostelería.

 

viernes, 15 de enero de 2021

CONOCER EL ISLAM: EL MISTERIO DE LOS HARENES

Debí escribir este artículo en 1996, no más tarde. En aquellas semanas, José Maria Aznar había entreabierto las puertas a la inmigración. En Barcelona, ya había acudido una gran cantidad de marroquíes que trabajaron en las obras para las Olimpiadas de 1992 y luego se habían quedado. En 1996, estaba lejos de imaginar que, en pocos años llegarían tres millones de inmigrantes (cuando el paro se situaba, más o menos, en esas cifras) y que un cuarto de siglo después constituirían casi la cuarta parte de residentes en nuestro país. En aquella época me interesé por el Islam y por algunos hábitos islámicos. Este artículo se publicó en varias revistas.

*      *      *

La institución del harén está muy arraigada en la mentalidad islámica. En Italia surgió una agria polémica en enero de 1996 cuando el gobierno de derechas endureció las normas contra la inmigración. Una de ellas era “la enmienda anti-harén”. Las asociaciones anti-racistas condenaron esta iniciativa que impedía a los inmigrantes traer más de una mujer a Italia, incluso cuando procedieran de países en los que la poligamia está autorizada. En 1995 la editorial inglesa “Virgin” publicó una colección de novela erótica escrita por mujeres, “Black Lace” (Encaje Negro). Su éxito consistió en describir a la perfección las fantasías eróticas de la mujer occidental, la segunda de las cuales consistía en hacer el amor en condiciones de esclavitud o en un harén... ¿Qué tienen los harenes que suscitan un interés tan morboso incluso en un marco geográfico y cultural que no es el suyo?

¿QUE ES UN HAREN ?

En sentido estricto el harén es el recinto especificamente destinado a las mujeres situado dentro de palacios o grandes edificaciones. La vivienda musulmana consta de dos partes perfectamente diferenciadas : el “selamlik”, destinada a los hombres y el “harenlik”, zona donde las mujeres pasan su vida.

“Harén” significa a la vez “sagrado” e “inviolable”. El lugar está vedado a los visitantes del otro sexo y solo puede ser frecuentado por eunucos o por el dueño y señor de la casa. Traspasar el umbral del harén acarrea la decapitación inmediata del intruso.

La vida de la mujer islámica transcurre en el hogar, mientras que el varón recorre las calles, trabaja fuera, va a visitar a los amigos o simplemente conversa con ellos en el zoco. La mujer islámica es prácticamente desconocida incluso para los amigos más íntimos de su marido. Es la administradora y gobernanta de la casa. Dentro del harén comparte su vida con otras mujeres de su misma condición o bien sirvientas y esclavas, en una estructura piramidal, perfectamente jerarquizada en cuya cúspide se encuentra la primera mujer que ha dado a luz un hijo varón. Fuman, beben, duermen, reciben a amigas, cantan, bailan, realizan pequeños trabajos manuales y, sobre todo, siguen escrupulosamente los preceptos de la religión islámica..

LA FUNCION INICIATICA DEL HAREN

El primer europeo que vio un harén fue Thomas Dallan, enviado a Constantinopla en 1599 para instalar un órgano que la reina Isabel regaló al sultán. Este se enfureció al saber que nadie entre sus súbditos sabía tocarlo y puso a disposición de Dallan dos concubinas, luego lo llamó a palacio mientras él estaba fuera para estimular su interés por las mujeres del harén. Lo que describió resulta extremadamente gráfico : “Cuando llegúe vi que el muro exterior era muy ancho, pero a través de las rejas pude ver las treinta concubinas del Gran Señor que estaban jugando con una pelota. A primera vista los tomé por muchachos, pero cuando me di cuenta de que llevaban el pelo caído a la espalda, en trenzas, recogido con una sarta de perlitas y por otras señales muy evidentes, supe que se trataba de mujeres. En la cabeza no llevaban más que un gorrito de oro, algunas llevaban polainas y otras la pierna desnuda, con un arete de oro en el tobillo; calzaban zapatillas de terciopelo de ocho centímetros de alto”. Dallam decidió huir de la ciudad antes de que el sultán regresará temeroso de que el haber observado el harén le acarreara la muerte. Las concubinas del harén procedían todas del mercado de esclavos de Constantinopla, la mayoría capturadas y robadas de naciones extranjeras cuando eran vírgenes, aprendían buena conducta, a tocar y a bailar y eran entregadas luego al Sultan como regalo. Al entrar eran incorporadas simplemente con la fórmula tradicional “La Illahe illa Allah, Mohamet rasul Allah”, no hay más Dios que Alá y Mahoma es su profeta. Otro viajero renacentista, el veneciano Ottaviano Bon definió así otro harén : “En los apartamentos de las mujeres viven como las monjas en los conventos” y más adelante añade “Las muchachas rompían toda relación con el pasado una vez entraban en el serrallo. Recibían nuevos nombres”.

Estos dos testimonios son suficientemente significativos: la entrada en el harén y su permanencia en él tienen una función religiosa. Como se sabe el Islam no conoce el monacato, ni para hombres ni para mujeres, sin embargo, el harén es el equivalente al monasterio católico de monjas. El hecho de recibir un nombre iniciático, de dejar atrás su vida anterior, la pureza virginal requerida para entrar en el harén y finalmente, el énfasis puesto por los tratadistas islámicos en la necesaria devoción a Dios que deben reunir las concubinas, son suficientes como para insertar el harén entre las instituciones religiosas llegadas al Islam desde otros horizontes geográficos, fundamentalmente hindúes y persas.

Así como el hombre encuentra la realización de su ser en sí mismo, entregándose a la meditación, a la guerra santa o a trabajos sacralizados, la mujer encuentra su realización renunciando a sí misma y entregándose a su hijo (como madre) o a su marido (como amante). En el caso del harén, las concubinas deben al dueño una devoción casi sobrehumana y una sumisión absoluta. La costumbre, por ejemplo, obliga a la concubina elegida para pasar la noche con el dueño del harén, a efectuar una entrada en las habitaciones reservadas, en la que haga gala de gran humildad, como símbolo de sometimiento dejará caer su camison, entrar en la cama por los pies y avanzar así hasta su amo.

El hecho de que el porcentaje de esclavas capturadas fuera muy alto, implicaba que la presencia en el harén con su aislamiento y su estricto régimen de vida, así como la entrega devocional a su dueño, supusieran una especie de redención. En la sociedad islámica medieval el esclavo era considerado culpable (de no haberlo sido Alá lo hubiera protegido y por tanto no habría caído en la esclavitud) y el cumplimiento de las funciones propias de las concubinas en el harén, era una forma de volver a ser querido a los ojos de Dios.

  

LA DANZA DEL VIENTRE Y LA DE LOS SIETE VELOS

Galaleddîn Rumî, gran poeta islámico, había escrito que “Quien conoce la virtud de la danza vive en Dios, porque El sabe como el amor mata”.  No es raro que la danza sea una de las distracciones más habituales practicadas en los harenes. La danza tiene una importancia particular en todo el ámbito islámico. En Turquía las cofradías de derviches practican ritualmente danzas sincopadas con fines extáticos. El movimiento circular de los danzantes hace que la sangre llegue a zonas del cerebro en donde habitualmente no suele llegar ; el esfuerzo, el cansancio y lo trepidante de la danza provocan una apertura extática caracterizada por un bloqueo del consciente que permite salir a la superficie estratos más profundos de la personalidad. Así el practicante pueda alcanzar la experiencia mística de fusión con lo Absoluto. Tal es el principio. En lo que concierne a la mujer islámica, practica dos danzas, suficientemente conocidas en Occidente, con fines iniciáticos : las danzas del vientre y de los siete velos.

En 1923 un explorador italiano que se había adentrado en Cirenaica y Tripolitania, entonces bajo dominación de Roma, pudo asistir a ceremonias secretas de carácter erótico, realizadas por cofradías iniciáticas musulmanas. “Gallus”, seudónimo utilizado por el explorador, estaba adherido a un círculo esotérico formado en torno a Julius Evola, el “Grupo de Ur”, y dio cuenta de sus experiencias en una monografía titulada “Experiencias entre los árabes”.

“Gallus” pudo asistir al rito de una auténtica danza del vientre. La ejecutaba una mujer miembro de la cofradía sufí y comprendía tres tiempos marcados por la altura de los movimientos de los brazos y por la expresión del rostro, que corresponden a los períodos de vita de la mujer. El último tiempo alude a la función erótica despertadora de la fuerza basal, durante la unión sexual, mediante el movimiento del vientre y del pubis. “Gallus” apuntaba que “la mujer que ejecuta la danza sufre como en un parto. Y es que es un parto”. Una danzarina experimentada y conocedora de las prácticas sufíes alcanza el éxtasis en el curso de la danza y, lo que es más importante, genera en quienes la ven una especie de fascinación erótica que les conduce a una idéntica apertura de conciencia.

En cuanto a la danza de los siete velos su simbolismo esotérico y su intencionalidad erótica son palpables. La tradición refiere que Axum, rey de los axumitas, había conquistado el reino de Saba en el 532. Su favorita era la hermosa Aila Sah que fue sorprendida por un eunuco del harén en actitud de huir con un invitado a palacio. Aila para salvar al cabeza prometió al sultán bailarle la danza de los siete velos.

El velo había sido en las sociedades egipcia e hindú símbolo de castidad y pureza. El despojarse de cada uno de los velos suponía alcanzar la pureza del estado edénico primordial. Cada uno de los velos significaban los cuatro elementos (fuego, tierra, agua y aire) y los tres vehículos del Ser (cuerpo, alma y espíritu). Despojarse de ellos suponía, simbólicamente, alcanzar tanto la “quintaesencia” (superación del cuaternario) como la “unidad” (superación del ternario).

EL EROTISMO INICIATICO SUFI

El harén, la danza y el ciclo de relatos de “Las mil y una noches”, tienen como denominador común, el erotismo y la sensualidad. Era difícil que una raza particularmente predispuesta al sensualismo, como la árabe, no penetrara en el terreno de la magia sexual. Aun en nuestros días estas prácticas se realizan habitualmente en el Magreb y en la Península Arábiga. El escritor Peter Bowles, refiere que su mujer mantuvo relación lésbica con una bruja marroquí, la cual la controlaba mediante una planta en cuyas raíces había colocado un paño de seda en cuyo interior se encontraban restos de menstruación de la mujer junto con antimonio. Baste recordar que el antimonio es la materia prima utilizada por los alquimistas árabes para la obtención de la piedra filosofal.

En la base de la magia sexual árabe se encuentra el concepto de la unión sexual como medio empleado para poner en acción la “barakah” o influencia espiritual. Quienes desean acceder a este tipo de prácticas deben de superar una serie de pruebas. Se les exige que no puedan ser hipnotizados, sin duda para prevenir un estado de pasividad o fascinación inmovilizadora, cuando entran en contacto con la mujer.

Estas cofradías disponen de mujeres adiestradas para la celebración de ritos sexuales.

POLIGAMIA Y CONDICION FEMENINA EN EL ISLAM       

El Profeta reconoció, a pesar de inaugurar una tradición severamente masculina, que el dominio iniciático era accesible a la mujer. El Islam reconoce una desigualdad fundamental entre hombre y mujer, y más concretamente, una complementareidad. Mahoma había escrito : “Tres defectos en el hombre se convierten en cualidades en la mujer : avaricia, orgullo y timidez”, avara con los bienes del marido, orgullosa para no rebajarse a hablar con cualquiera y tímida para evitar los lugares sospechosos.

El espinoso problema de la poligamia es tratado en el Corán IV, 3. El musulmán puede tener hasta cuatro esposas, siempre y cuando mantenga la equidad con todas ellas y puede mantenerlas. La oferta coránica no está exenta de amenazas : “Aquel que tiene dos esposas y no se comporta equitativamente con ellas, tendrá el día del juicio la mitad del cuerpo desequilibrada en relación a la otra”.

Todo esto no puede hacer ignorar la realidad social actual de los países árabes. No siempre los preceptos coránicos se cumplen y, por lo demás, el mundo árabe no ha sido impermeable a la influencia laica occidental. Cuando las mujeres islámicas miran a Occidente, algunas de ellas ven un mundo diferente y ansiado. Tal es el caso de Fatima Mernissi, socióloga nacida a 500 metros de la universidad religiosa de la Qarauyin, “reserva espiritual” de Marruecos. La abuela de Fátima, Lalla Yasmina, fue raptada en 1903 y vendida en Dar Benkirán, uno de los más importantes mercados de esclavos de la ciudad. Permaneció 15 años en un harén de Fez. Su nieta, Fatima Mernissi escribió en 1984 el libro “Marruecos contado por sus mujeres” y tres años después “El Harén Político” prohibido por la presión de los doctores en religión (“ulemas”). “El Harén Político” analiza toda la tradición transmitida con posterioridad a Mahoma con relación a la mujer y plantea la tesis de que el mensaje profético con respecto a la mujer fue falseado en el transcurso de los siglos para justificar la situación de permanente tutela en que se encuentra la mujer en las sociedades islámicas.

En 1989, Fatima fue incluida en una “lista negra” de 80 intelectuales indeseables para Jomeini...

R E C U A D R O  F U E R A  D E  T E X T O

EL EUNUCO, GUARDIAN DEL HAREN

Los harenes de Constantinopla, los de Arabia y aquellos otros vinculados a otros conceptos religiosos en la India y en Asia, fueron siempre custodiados por eunucos y solo a ellos cabía entrar en el recinto. Su utilización va más allá de una simple medida preventiva destinada a preservar el uso de las concubinas solo a su propietario.

Existen tres variedades de eunucos, el “completo”, al cual de niño se le extrae en órgano completo de la generación (Dekeur, el pene), el escroto y los testículos, el eunuco “incompleto” al que se le priva solo de los testículos tras la pubertad y, finalmente, el eunuco al que se le atrofian los testículos por frotamiento. El primer tipo es el adecuado para velar por la seguridad del harén, los otros dos son considerados “inseguros”, al haber conocido en el inicio de la pubertad el deseo sexual. Los primeros tras la castración cambian física y mentalmente, no tienen barba, la laringe es de pequeñas dimensiones y la voz resulta infantil y aniñada ; su carácter está próximo del sexo femenino. Entre los árabes se dice que viven poco tiempo y mueren antes de los treinta y cinco años.

La idea general es que el eunuco sexualmente es neutro, no tiene una polaridad femenina y se ha visto amputado de la masculina, de ahí que su presencia en el harén no suponga una interferencia para la pura vibración de la feminidad que luego, al entrar en contacto con el dueño del serrallo, estará íntegra y sin haber sido menoscabada.

 

jueves, 14 de enero de 2021

2021 QUIZÁS SEA PEOR DE LO QUE IMAGINÁBAMOS – EL ULTRAPROGRESISMO COMO ENFERMEDAD TERMINAL DEL SISTEMA (2 de 3)

Hasta no hace mucho, los distintos puntos de vista podían “dialogar”, simplemente, con que cada una de las partes pusiera algo de buena voluntad. Se podía discutir sobre cuál opción era preferible, si la monarquía o la república; existían defensores y opositores a Franco, podían plantearse las diferencias entre diversas formas de socialismo, sin que estallara la tercera guerra mundial, y conservadores y progresistas presentaban a sus opciones respectivas e, incluso, se conseguía llegar a actitudes eclécticas y “centristas”. Lo que, en su momento, se llamó “consensos”. Pero ahora, cualquier discusión es imposible, si en uno de los lados de la mesa se sienta un ultraprogresista. Esta es la gran novedad que ha irrumpido en el siglo XXI.

¿QUÉ ES UN ULTRAPROGRESISTA?

El “ultraprogresismo” es la tendencia central de la modernidad en la que ha cristalizado la corrección política y que reúne cuatro ideas básicas:

1) la igualdad a ultranza de sexos, razas, culturas,

2) las ideologías de género,

3) defensa de la inmigración masiva,

4) destrucción de cualquier estructura social estable, homogénea y unitaria.

¿DÓNDE ESTÁN LOS ULTRAPROGRESISTAS?

El fracaso de las distintas formas de izquierda (socialismo, socialdemocracia, comunismo, trotskismo, marxismo-leninismo, marxismo-revolucionario, nueva izquierda, bolchevismo, socialismo utópico, ecologismo) ha provocado una fuga hacia adelante en todas sus variedades: en España, siglas como el PSOE y Podemos, incluso nacionalistas radicales de ERC y de Bildu, pueden colaborar -y, de hecho, colaboran- porque comparten los mismos ideales, por mucho que su nivel de verbalismo y de radicalismo sea diferente. Todos ellos tienen en común el fracaso de sus proyectos políticos anteriores:

- El fracaso del proyecto socialdemócrata del PSOE, hundido tras la crisis de 2008-2010, cuando, después de décadas de proponer consensos entre trabajadores y capital, se percibió que este partido era el primer defensor de la banca en detrimento de los trabajadores.

- El fracaso del proyecto independentista catalán de ERC, partido que está haciendo más que cualquier otro por deformar la identidad catalana y convertirla en una mixtura de nacionalismo e islamismo.

- El fracaso del proyecto de Bildu que, sin la presencia de ETA, no pasa de ser una forma de radicalismo nacionalista, rival del nacionalismo moderado, primitivo en sus gentes, en sus métodos y en sus planteamientos.

- El fracaso de Podemos y del movimiento “de los indignados”, convertido hoy en un partido con los mismos problemas que cualquier otro (dirigismo, corruptelas, falta de representatividad, traición a su programa).

El ultraprogresismo constituye el reconocimiento de estos fracasos y su enmascaramiento mediante un radicalismo verbal exaltado y virulento.

¿CUÁL ES LA PRINCOPAL CARACTERÍSTICA DE ESE ULTRAPROGRASISMO?

Así como el progresismo que hemos conocido hasta hace poco, era un pensamiento lógico que encadenaba razonamientos a partir de unas ideas básicas (la idea del progreso indefinido nacido que tuvo como padre al materialismo, como hijo al evolucionismo y como espíritu santo al marxismo), el ultraprogresismo carece completamente de racionalidad, es un remedo de seudo-religión repleto de dogmas, cada uno de los cuales no puede cuestionarse, so pena de ser considerado como hereje. La discusión actual no se plantea, como antes, entre una racionalidad conservadora y otra racionalidad progresista, sino entre una forma de racionalidad y la irracionalidad que encarna el ultraprogresismo.

¿QUÉ EFECTOS TIENE EL ULTRAPROGRESISMO EN LA SOCIEDAD?

En tanto que parte de dogmas irracionales, cualquier diálogo con el ultraprogresismo resulta absolutamente imposible. Es más, los ultraprogresistas se sienten completamente indefensos cuando, ante ellos, se sitúa el pensamiento lógico, las estadísticas, la psicología, la antropología y, no digamos, la historia. De ahí que rehúyan cualquier forma de diálogo con quien no comparte sus posiciones. Y, siempre, quien se asienta en esas posiciones, tiende siempre a las últimas consecuencias a las que les arrastran sus dogmas. El ultraprogresista se niega a debatir con quien no comparta sus dogmas; en lugar de eso, simplemente, busca denigrarlo y justificar la imposibilidad de debatir con quien no ha entendido que la humanidad marcha hacia una “nueva era”.

<

¿CUÁLES SON LOS FOCOS DIFUSORES DE ULTRAPROGRESISMO?

Ya tratamos esta cuestión en nuestro artículo Pequeña Guía para entender las cuatro tendencias de la modernidad. Podemos volver a retomarlo, simplificando y reordenando los datos. Las estructuras visibles desde las que se difunde el progresismo no actúan todos por los mismos impulsos. Básicamente son dos:

- La UNESCO, verdadera secta “humanista-universalista” y sus ONGs asociadas que marcan la agenda y las prioridades, todas las cuales aparecen como leit-motiv del mundialismo.

- Los grandes fondos de inversión, los “señores del dinero”, las grandes acumulaciones de capital y las “dinastías financieras” interesadas en crear señuelos que distraigan del hecho esencial: la globalización económica.

Este binomio mundialismo-globalización, es el verdadero motor del ultraprogresismo, por mucho que sus motivaciones sean diferentes: crear un mundo nuevo para los primeros y aumentar la concentración de capital y la cuenta de beneficios para los segundos.

¿CÓMO PUEDE EVOLUCIONAR LA HUMANIDAD EN LAS PRÓXIMAS DÉCADAS?

Parece inevitable que, en las próximas décadas, el ultraprogresismo vaya avanzando amparado en el control de los mecanismos culturales, de la información y de los mecanismos tecnológicos que condicionan las redes sociales: ni siquiera es necesario que sea eficiente y, por muchos que sean los daños que genera, la posverdad, las redes sociales (cuyos gestores compartes principios mundialistas), por muchos fracasos que acumule la irracionalidad, el control sobre los medios de comunicación, las redes, y el control mental practicado sobre las poblaciones, impedirán que se reconozcan los fallos y se rectifique el rumbo. El final de este proceso tiene un nombre y es al que conduce cualquier forma de irracionalismo: la barbarie.

- Barbarie institucionalizada en el sistema político, que ni siquiera es capaz de garantizar la limpieza de los procesos electorales y se asegura de que solamente tenga acceso al poder alguna tendencia del “stablishment”.

- Barbarie cultural difundida masivamente y presentada como “mestizaje” que implica la desaparición de cualquier forma que haya pertenecido o tenido su origen en nuestras raíces culturales.  

- Barbarie económico-social con una tendencia irrenunciable a la aplicación del neoliberalismo más salvaje generador de desigualdades extremas y de concentraciones masivas de capital que sitúan a unos pocos privilegiados como dictadores únicos a cuyo servicio está la clase política.

- Barbarie social, con la desaparición de grupos sociales homogéneos y amplios y su sustitución por un mosaico inorgánico compuesto por pequeños fragmentos sin nada en común con otras fibras del mismo tejido, con lo que cualquier oposición y protesta resulta imposible.

Todos los procesos de la modernidad, sin excepción, conducen a la barbarie.

 

EL “TIGRE” ENLOQUECIDO SE DESANGRE POR SUS PROPIAS GARRAS

Se conoce el contenido de la fórmula “cabalgar el tigre”: sugiere la posibilidad de enfrentarse a un adversario temible, eludiendo el choque directo, perdido por anticipado, esperando que el sistema sufra un desplome interno será acelerado y concluido por la acción de las fuerzas alternativas que se nievan a aceptar el ultraprogresismo. Esta actitud es la que se encuentra en la sabiduría tradicional oriental e incluso en el cristianismo: no resistir al mal, “actuar sin actuar”. Es, seguramente, la opción más sensata para vivir en la modernidad: dejar que los procesos de disolución y desintegración sigan su curso, sin oponerse frontalmente, ni resistirse a ellos. Más que “cabalgar al tigre” se trata de dejar al tigre con entera libertad para alcanzar sus últimos objetivos en el plazo más breve posible: el propio sistema es un suicida que cada día trenza más la cuerda con la que se va a ahorcar: el “tigre” (esto es, el “sistema”), en su furia insensata y en su marcha ineludible hacia sus consecuencias finales, genera él mismo, con sus propias garras, las heridas que lo desangrarán hasta el colapso final.  Al haber perdido, cualquier forma de racionalidad la barbarie aumenta su presencia y compromete la subsistencia del sistema a medio plazo.

CONSTRUIR INSTRUMENTOS PARA LA SOCIEDAD TECNOLÓGICA

La década que empieza ahora marcará un período de inmersión en una sociedad tecnológica nunca antes conocida. Hay que descartar la actitud anti-tecnológica propuesta por Unabomber (léase su Manifiesto contra la Sociedad Tecnológica y su Futuro) y hacerse a la idea de que una sociedad tecnológica no es, por definición, negativa o corruptora. La ciencia es neutral, lo que no es neutral es su aplicación y los mismos principios tecnológicos, aplicados por otros gestores, podrían transformar el mundo de un caos en la Arcadia feliz. La ciencia, por lo demás, es el paradigma de la racionalidad: no existe “ciencia irracional”. Por tanto, es en los medios científicos en los que hay que esperar las reacciones más lúcidas y decididas contra el ultraprogresismo. Y también es en esos ambientes -en carreras de ciencias, en materias vinculadas a las nuevas tecnologías- en las que hay que reclutar a lo que podemos llamar, en rigor, “el nuevo sacerdocio revolucionario alternativo”.

- Sacerdocio porque está al servicio de la ciencia y de la racionalidad y tienen la conciencia de que son depositarios de una misión y de un destino que es superior a cada uno de ellos, necesario para la salvación de la Humanidad y de la Cultura.

- Revolucionario porque se busca retornar a los orígenes, es decir, a una sociedad estable, viable y guiada por la idea del “orden”, entendiendo por ello la negación del caos y de la barbarie: es decir, re-evolucionar, volver a la normalidad.

- Alternativo porque es la negación del ultraprogresismo y del conformismo de lo políticamente correcto que cabalga con él. La paradoja actual radica en que el conformismo y el nadar a favor de la corriente, propio de los peces muertos, es un rasgo ultraprogresista. La vida está en dirección opuesta.

ACEPTAR EL EXILIO INTERIOR

En las actuales circunstancias, cuenta mucho más la actitud personal e interior ante el mundo que el posicionamiento político: resulta imposible intervenir en la confrontación planteada por el ultraprogresismo, a menos que uno acepte ser cubierto de insultos, amenazas, aislamiento e improperios. Y, en cualquier caso, aun cuando se aceptaran todos estos riesgos, no existe ninguna garantía de que podrían despertarse conciencias, rectificar direcciones erróneas o aumentar la oposición. Hoy, contra el ultraprogresismo, no puede hacerse nada más que alejarse de él, cesar de pensar en éxitos inmediatos o avances políticos: todo lo que no sea reforzar el mundo interior -y aceptar la sensación de exilio interior-, tratar de mantener en el entorno social o familiar principios y criterios razonables, y, si se tiene la oportunidad y los conocimientos técnicos, tratar de construir herramientas alternativas para generar redes sociales propias, debe ser abandonado por infértil e, incluso, problemático. El principio debe ser: “si yo no puedo nada contra el sistema, que el sistema me afecte lo menos posible, a mí y a los míos”. Ante convocatorias electorales, lo más razonable debería ser depositar el voto en favor de tal o cual opción, pero “sin fe y sin respeto”, incluso, sin interés y sin compromiso: no hay absolutamente nada que permita pensar que un mundo puede pasar del caos al orden mediante algo tan banal como un proceso electoral.   

 

miércoles, 13 de enero de 2021

Arde el Reichstag. Del 30 de enero al 5 de marzo de 1933 - Conclusión

 

En los últimos años el edificio del Reichstag ha sufrido distintas modificaciones y se ha constituido una famosa cúpula acristalada. La ejecución de estas obras sirvió para que se revisara el proceso contra Van der Lubbe, a petición de su hermano Jan, y se modificara la sentencia que pasó a ser de ocho años de prisión por estragos… Posteriormente el gobierno democrático alemán la derogó en 2008[1] e incluso se encontró un pasillo subterráneo (que en la actualidad está mostrado al público en el museo del inmueble), por el que se considera que entraron los incendiarios… En realidad, el haber derogado la condena a Marinus Van der Lubbe ha tenido como resultado el que un crimen resuelto haya dejado de estarlo por consideraciones políticas.

A pesar de todas estas muestras de oportunismo político y de “memoria histórica” parcial y sesgada, lo cierto es que la mayoría de historiadores imparciales y que procuran mantener la objetividad en sus trabajos coinciden en afirmar que “políticamente los grandes beneficiarios del suceso fueron los nazis y que el responsable confeso del incendio fue Marinus Van der Lubbe”. Y esta conclusión nos parece que responde a la realidad histórica, mucho más que los efectos de la propaganda de guerra que todavía se reaviva en nuestros días.

ENLACES:

Arde el Reichstag 1Del 30.01.33 al 5.03.33, semanas decisivas
Arde el Reichstag 2 – Llamas en el Reichstag
Arde el Reichstag 3 – La conspiración indemostrable
Arde el Reichstag 4 – Las elecciones de marzo de 1933
Arde el Reichstag 5 – Las modificaciones constitucionales
Arde el Reichstag 6 – El juicio, absoluciones y condenas
Arde el Reichstag 7 – Moscú miente y la mentir se institucionaliza
Arde el Reichstag 8 – Conclusión



[1] La justificación legal para lograr esta anulación de la condena fue la ley aprobada en 1998 que permitía a rehabilitación de algunos condenados entre 1933 y 1945.


martes, 12 de enero de 2021

Arde el Reichstag. Del 30 de enero al 5 de marzo de 1933 (6 de 6) – MOSCÚ MIENTE Y LA MENTIRA SE INSTITUCIONALIZA

 

Como ya hemos indicado, desde el momento mismo en el que el KPD tuvo conocimiento del incendio del Reichstag, distribuyó panfletos denunciando que habían sido las teas de las SA, dirigidas por Göring las que habían alumbrado el fuego. Era evidente que, en ese momento (recuérdese el testimonio de Jean Valtin) el KPD no podía disponer de datos objetivos sobre la paternidad del fuego. Si para Hitler, Göring y Goebbels, el acto solamente había podido nacer en los laboratorios comunistas, para los bolcheviques, una acción de este tipo solamente habría sido posible porque los nazis hubieran inducido a Van der Lubbe a cometer el atentado y lo hubieran ayudado físicamente. ¿En qué se basaban? Simplemente en el principio de toda investigación criminal: “¿a quién beneficia el crimen?”. Si se hubieran detenido aquí, su razonamiento hubiera podido ser muestra de un deseo de llegar a la verdad, pero el problema fue que en los días siguientes e incluso años después, apoyaron esa teoría con toda serie de razonamientos y documentos completamente falsos. Su defensa no se basó en datos objetivos, sino en el odio ideológico del bolchevismo hacia el nacionalsocialismo. Cuando se produjo el desplome del III Reich en 1945, esta segunda versión, la de la autoría nazi, pasó a ser considerada como la verdadera hasta el punto de que un juicio posterior eximió a Van der Lubbe de cualquier responsabilidad en el fuego, a pesar de que no existe absolutamente ningún testimonio capaz de desmentir su primera declaración y el rigor con el que describió la forma en la que realizó el incendio, imposible de conocer si no hubiera participado activamente en él.

Sin embargo podemos establecer que existen dos líneas en las que se responsabiliza a la dirección del NSDAP de haber ideado el incendio del Reichstag: la línea bolchevique de la que Dimitrov y Willi Münzenberg eran los principales propagandistas y difusores, y lo que podríamos llamar la “línea ocultista” que unía diversos episodios reales o inventados que no tenían nada que ver entre sí, situando al “mago Hanussen” en el centro de la trama y asegurando que éste era el motivo por el que su cuerpo había aparecido sin vida. Veamos lo esencial de cómo discurrieron ambas trayectorias que actuaron y actúan a modo de pinza contra el gobierno de Hitler.

La “línea bolchevique” se basaba en que el atentado era una operación false flag  (a pesar de que el término todavía no se utilizaba) realizado por las SA para responsabilizar a los comunistas, lo cual tenía como consecuencia, tal como apunta Arthur Koestler: “[el que la absolución] implicaba una acusación contra los verdaderos instigadores del acto. Los hechos que salieron a la luz durante el juicio, pese a los esfuerzos del tribunal por ocultar la verdad, indicaban claramente que los propios nazis habían incendiado el Reichstag, como un pretexto para disolver los partidos izquierdistas e instaurar un régimen de terror” (1).  Ante lo que cabe decir: que “los hechos que salieron a la luz durante el juicio” fueron la autoría de Van der Lubbe y la extrañeidad de Dimitrov, Togler y sus compañeros, seguida de la absolución, tal como se espera en un proceso legal en el que hay falta de pruebas contra los acusados. Y, por supuesto, absolutamente ningún elemento que apareció durante el juicio llevó a sospechar que los autores pudieran ser miembros del NSDAP–OP o de las SA. Koestler, en este sentido, se muestra contaminado por la propaganda bolchevique que él mismo contribuyó a difundir.

Unas páginas más adelante, Koestler dedica unos párrafos a Willi Münzenberg: “Willi –explica el escritor– era la eminencia gris y el organizador invisible de la cruzada mundial antifascista. Había huido de Alemania la noche del incendio, había establecido su cuartel general en París y había iniciado su campaña: una proeza única en la historia de la propaganda. Primero fundó la Comisión Mundial de Ayuda a las Víctimas del Fascismo Alemán (2), con ramificaciones por toda Europa y América. Operaba bajo la tapadera de una organización filantrópica y contaba en cada país con miembros sumamente respetables, desde duquesas británicas hasta columnistas estadounidenses, sabios franceses, que nunca habían oído el nombre de Münzenberg y creían que la Komintern era un duende inventado por el doctor Goebbels. Esa Comisión Mundial, con su galaxia de celebridades internacionales, se convirtió en el eje de la cruzada. Se puso especial cuidado en que ningún comunista –salvo unos pocos nombres conocidos a escala internacional como Henri Barbusse y J.B.S. Haldane– se relacionara públicamente con dicha comisión. Pero la secretaría de París que gobernaba la comisión estaba compuesta por una camarilla puramente comunista, dirigida por Münzenberg y controlada por la Komintern. Al principio tenía sus oficinas en la rue Mondetour, cerca de Les Halles y luego en el número 83 del boulevard de Montparnasse. Münzenberg trabajaba en un gran despacho en la sede la Comisión Mundial, pero nadie de fuera supo nunca de su existencia. Tan simple como eso” (3).

¿Quién era Willi Münzenberg? Sin duda uno de los más hábiles propagandistas del Komintern. Un funcionario del KPD, tras ser miembros del SPD y pasar en 1914 a la USPD, trasladado al aparato internacional, primer presidente de la Internacional Comunista de la Juventud (1919–20), luego fundador de la Ayuda Internacional de los Trabajadores (1921). En 1924 fue elegido miembro del Reichstag por el KPD, cuando ya se había transformado en un técnico en las tareas de propaganda. En 1924 lanzó el Arbeiter Illustrierte Zeitung, considerado como uno de los mejores periódicos ilustrados de Alemania. A mediados de los 20 lanzó la Defensa Sindical Internacional y creó distintas organizaciones de pantalla para enmascarar sus actividades. La policía alemana bajo Weimar trataba a este grupo de empresas, asociaciones internacionales, aparentemente no comunistas pero de las que nadie dudaba que trabajaban para Moscú como “Grupo Münzenberg”. Su mayor éxito sin duda, cuyos frutos todavía siguen vigentes hoy, fue la celebración en Londres de un juicio paralelo al de Leipzig contra los acusados de incendiar el Reichstag. Hoy se reconoce que casi todas las pruebas presentadas en dicho juicio paralelo fueron fabricadas (esto es, falsificadas) por el “Grupo Münzenberg”. En este juicio se decidió que los nazis habían sido los autores del incendio y las conclusiones fueron publicadas en dos textos que tuvieron una extraordinaria difusión: el Libro Pardo del incendio del Reichstag y del terror de Hitler y el Segundo Libro Pardo del incendio del Reichstag. Ambos libros fueron considerados por la izquierda e incluso por demócratas de buena fe como las verdaderas pruebas de la paternidad nazi del incendio hasta que el historiador Fritz Tobias desveló que la inmensa mayoría de “pruebas” eran pura falsificación y así lo desveló en un libro (4) que, a pesar del peso de los testimonios recogidos, aún hoy siguen ignorando algunos historiadores.

El libro fue publicado sin firma por la Comisión de Ayuda a las Víctimas del Fascismo Alemán con una introducción de Lord Marley. Se incluía una lista de campos de concentración y de estadísticas de detenidos políticos y víctimas que habían sido improvisadas por el “Grupo Münzenberg” desde París a la vista de falta de datos concretos y de la interrupción de comunicaciones con la mayoría de células del KPD. Pero la parte más sorprendente era lo que define Koestler como “la historia completa desde dentro del incendio”. Dice Koestler: “[se comenzaba] con una biografía detallada de Lubbe, investigada por el Apparat en los Países Bajos, sus contactos con los círculos homosexuales en torno al líder de los Camisas Pardas (5), al capitán Rohem, y terminado con una convincente descripción de cómo los incendiarios penetraron en el Reichstag a través del túnel subterráneo. Se citaba el nombre de varios participantes directos en la acción: el conde Helldorf y los líderes de las SA Heines y Schultz”… Koestler en aquel momento era todavía fiel al partido, si bien empezaba a tener dudas y había demostrado en sus memorias que ya era un comunista algo mundano., pero no puede evitar añadir en el párrafo siguiente: “Todo esto se basaba en retazos de información aislados, deducciones, especulaciones y descarados faroles. La única certeza que teníamos era que algunos círculos nazis habían urdido de algún modo el incendio del Reichstag. Todo lo demás eran disparos a ciegas. Sin embargo, dieron en el blanco. Al cabo de pocas semanas, el Libro pardo se había traducido a diecisiete idiomas y circulaban millones de copias. Se convirtió en la Biblia de la cruzada antifascista…”, una cruzada, basada, en “faroles, disparos a ciegas, especulaciones” y la convicción de que el NSDAP era el enemigo jurado del KPD. El autor de la falsificación había sido el brazo derecho de Willi Münzenberg, Otto Katz (a) “André Simon” que acabaría siendo ahorcado en la última purga de Stalin en 1952 (6).

Todo esto no impidió que Münzenberg fuera llamado a Moscú tras ser expulsado del KPD al dar muestras de desviacionismo. Sus últimos servicios al stalinismo fueron en España en la organización de las Brigadas Internacionales. De la misma forma que él se había mostrado diestro en la falsificación de documentos, el KPD falsificó otros en los que demostraba su traición. Münzenberg se negó a acudir a Moscú sabiendo que le esperaba un final similar al de otros presuntos o reales disidentes. En París fundo Die Zukunft que se publicó hasta la invasión alemana. Daladier lo encarceló en Chambarán y allí conoció a otro comunista que lo convenció para fugarse. Su cadáver apareció el 21 de octubre de 1940 en el bosque de Caugnet: oficialmente se había suicidado, aún se duda si el comunista que le indujo a la fuga era miembro de la NKVD de Beria y se encargó de ejecutar la sentencia de muerte a la que había sido condenado desde Moscú. El intoxicador profesional (y la mayoría de su “Grupo”), finalmente, había probado su propia medicina (7).

La otra línea, la que hemos llamado “ocultista” tiene como protagonista al “mago Hanussen” y ha sido frecuentemente citada en libros de muy modesto contenido destinados a demostrar que Hitler y la cúpula del NSDAP estaban ganados por el ocultismo. Habitualmente se trata de obras muy poco escrupulosas difundidas entre un público aún mucho menos exigente. Básicamente esta línea quiere explicar la muerte de Hanussen afirmando que tuvo una visión en la que eran los propios nazis quienes incendiaban el Reichstag. Cuando el incendio se produjo, para los dirigentes nazis era necesario borrar la “pista” que constituía Hanussen y sus visiones en estado de trance… No hay, por supuesto, ningún historiador de prestigio que acepte esta teoría que, sin embargo, por canales completamente diferentes a las de la “línea bolchevique”, sigue reptando como una “serpiente de verano” ochenta años después de que el Reichstag ardiera.

En la noche del 25 al 26 de febrero de 1933, el periodista Paul Marcus, corresponsal de La Hoja de las 12, asistió en Berlín a un espectáculo de magia y mentalismo protagonizado por Hermann Steinscheneider (a) “Erik Jan Hanussen”. Sus espectáculos causaban admiración en el Berlín mundano de principios de los años 30 y disponía de una clientela selecta que le pagaba generosamente sus predicciones realizadas en estado de trance hasta el punto de que había abierto su propio teatro en la Lietzenburgerstrasse, el Palacio del Ocultismo.

La noche en la que se encontraba presente Marcus, Hanussen hizo subir al escenario a la actriz María Paudler a la que hipnotizó. Solía hacerlo para que en estado de trance realizara predicciones sobre acontecimientos futuros. Y pronto, la actriz empezó a relatar sus visiones: "Veo campos benditos. Alemania es feliz. Los alemanes aplauden a su líder... Pero él aún tiene enemigos que intentan un último golpe pero su resistencia será inútil...", añadiendo tras una vacilación, "¿Qué sucede?... Oigo disparos... La gente grita...", refirió la actriz, poniendo en pie a parte del público. "¿No hay fuego?", preguntó, sugerente, el adivinador. "Sí, todo está en llamas... Veo el edificio de Wallot", respondió ella, en clara alusión al edificio del Reichstag, diseñado como hemos visto por el arquitecto Paul Wallot. "Los criminales están en los talleres... Son los comunistas...". Y cayó desmayada entre aplausos frenéticos de los asistentes. Marcus, a la vista de lo que había sido el espectáculo redactó el artículo que se imprimió para la edición del día siguiente. Ni el periódico era muy importante, ni en aquellos momentos, salvo el círculo de incondicionales del ocultismo, Hanussen gozaba de un prestigio particular.

En 1951, el propio Marcus recordó aquella noticia intrascendente cuando se comentaba que Hanussen lograba sus predicciones recibiendo confidencias obtenidas mediante borracheras y sobornos, lo que implicaba que si a través de la actriz Maria Paudler había dado la noticia del incendio del Reichstag era porque alguno de sus amigos de las SA o del NSDAP–AO, le habían hecho la confidencia de que estaban a punto de incendiar el Reichstag. Marcus añadió en esa tardía fecha que al día siguiente Hanussen llamó al director de La hoja de las 12 para pedir por favor que no se publicara la noticia. La dirección del periódico se limitó a recortarla y borrar numerosos detalles de la predicción. En cuanto a la actriz, María Paudler, en sus memorias publicadas tras la guerra, en la misma época en la que Marcus reavivaba el asunto, sostenía que, efectivamente cayó en un trance provocado por Hanussen y vio llamas atribuyendo a Hanussen el resto del relato (8). El 25 de marzo de 1933

Hanussen había nacido en Viena en 1889 y era de origen judío a pesar de que afirmaba ser miembro de la aristocracia danesa. Se conocen los nombres de sus padres: Siegfried Steinscheneider, actor y bedel de la sinagoga vienesa y Julie Kohn, cantante.  Fue a principios de los años 20 cuando Hanussen empezó a realizar espectáculos de mentalismo a los que asistían personalidades de relieve en la sociedad alemana. Su origen judío era un secreto a voces por lo que parece difícil que pudieran, como se ha dicho, interesarse por él y confiar en sus servicios, prominentes miembros de las SA y del NSDAP. La leyenda cuenta que Hanussen conoció  personalmente a Hitler y le enseñó las técnicas de control de masas, la utilización de gestos y de pausas en los discursos para ganar la atención del público. Sin embargo, no se aporta ninguna prueba al respecto y cuando Hitler empieza a destacar como orador de masas, hacia 1921, todavía Hanussen es poco conocido así que es difícil que se conocieran y ningún historiador serio ha admitido que jamás se produjera un encuentro entre ambos.

Fue a partir de 1928 cuando se convirtió en una celebridad, reuniendo fondos suficientes lanzar una revista de astrología y adivinación, Hanussen Magazine y el Bunte Wochenschau, revista de información quincenal que incluía amplios espacios dedicados a la astrología y también tuvo recursos para abrir su Palacio del Ocultismo. El santo de los santos del local era una gran mesa circular. Los asistentes colocaban sus manos sobre el vidrio con símbolos iluminados desde abajo, las luces de la sala se atenuaban y en ese clima inquietante, Hanussen realizaba sus predicciones y leía el futuro a los asistentes.

Todavía no se ha resuelto el misterio de su asesinato poco después del incendio del Reichstag, el 25 de marzo de 1933, sin embargo, en aquel momento nadie relacionó su muerte con el episodio. En la postguerra, como hemos visto, Paul Marcus reavivó el tema y se sugirió la posibilidad, no ya de que Hanussen hubiera contado con información privilegiada procedente de altas esferas del NSDAP (algo, insistimos, muy poco creíble en razón de su universalmente conocida ascendencia judía), sino de que hubiera hipnotizado a Van der Lubbe para que éste cometiera el crimen (9) … Ambas versiones se han repetido hasta la saciedad en libros poco escrupulosos, habitualmente destinados a admiradores del ocultismo (10).

Fue en 1960 cuando todo este pastiche ocultista que vinculaba a Hitler a sociedades secretas ignotas, cultos extraños, espiritismo y sectas secretas alcanzó una difusión de masas con la publicación de El Retorno de los Brujos escrito por Louis Pauwels y Jacques Bergier (11). Esta obra fue la matriz a partir de la cual, a modo de paradigma, otros muchos autores de mucha menor envergadura y con tiradas mucho más modestas fueron reproduciendo las tesis, los contenidos, las frases publicadas en él, aportando algunos materiales reunidos poco escrupulosamente, o simplemente inventados. La Tercera Parte de El Retorno de los Brujos está dedicada precisamente a las relaciones entre nazismo y ocultismo.

Es difícil –y excede del propósito de este artículo– desmontar este orden de ideas. Baste decir que ni Hanussen era el “mago de Hitler”, ni siquiera Hitler fue jamás un personaje particularmente atraído por el ocultismo ni siquiera, como se ha dicho, por la teosofía germánica, la ariosofía. De hecho, cuando Hitler llega al DAP, embrión del futuro NSDAP, se preocupa ante todo de cortar los vínculos de esta organización con la que había sido su matriz, la Logia Thule, rama bávara de un grupo disidente de la Orden de los Germanos. También se ha dicho que Hitler perteneció a la Logia Thule, si bien su propio fundador, el barón von Sebottendorf no incluye su nombre en la lista de miembros de la logia (12).

NOTAS

(1) Op. cit., vol. III, pág. 145.

(2) Münzenberg se estableció en París en 1933 desde donde fundó la Sociedad Mundial de Ayuda a las Víctimas del Fascismo Alemán, uno de las “organizaciones de pantalla” del Grupo Münzenberg. Kim Philby, fue reclutado para el espionaje soviético, precisamente, a través de esta organización. Philby en los 30 años siguientes, trabajaría como agente doble extrayendo datos del a inteligencia inglesa y sirviéndolos en bandeja para el KGB. De Münzenberg se dijo que era agente de la GPU, la inteligencia soviética.

(3) Münzenberg utilizó esporádicamente a Arthur Koestler para las actividades de su red. Puede encontrarse algún dato de esta colaboración en Idealistas bajo las balas, de Paul Preston (Editorial Debate, Madrid, 2007). Preston cuenta que Münzenberg le envío provisto de un pase de prensa húngaro malamente falsificado, al cuartel general de Franco en Burgos, preocupándose muy poco por su seguridad.

(4) Fritz Tobias, The Reichstag Fire. Arnold J. Pomerans, Nueva York: Putnam, 1960.

(5) Precisamente, de este Libro Pardo, y no del proceso de Leipzig o de las investigaciones de la Gestapo, salió la leyenda de la homosexualidad de Van der Lubbe. ¿Por qué esta inclusión en el texto de intoxicación bolchevique? Simplemente porque esto ayudaba a presentar a Van der Lubbe “en sintonía” con las SA, cuyo jefe, el capitán Ernst Rohem, era un notorio homosexual.

(6) Los datos sobre el Libro pardo han sido extraídos de las memorias de Koestler, op. cit., pág. 217 y sigs.

(7) La mejor biografía de Münzenberg accesible hoy a los lectores en lengua inglesa (en español no hay nada de interés publicado sobre él) es Willi Münzenberg: A Political Biography, de Babette Gross,  East Lansing: Michigan State University Press, 1974.

(8) Cfr. Artículo Steinschneider, el 'adivinador de Hitler' que predijo el incendio del Reichstag, http://www.elmundo.es/elmundo/2013/02/26/internacional/1361892847.html

(9) Así se dice en Wikipedia, edición alemana: http://en.wikipedia.org/wiki/Erik_Jan_Hanussen

(10) Entre otras obras: Claves esotéricas del III Reich,José Lesta, El archivo del misterio, EDAF, Madrid, 2005,  pág. 60 y sigs., Los secretos de Hitler, Abel Basti, Editorial Sudamericana, e–books. Es curioso constatar que todas estas obras (de las que pueden fácilmente existir dos docenas) copian todos los mismos textos, apenas sin modificaciones, citando siempre los mismos tópicos: La Sociedad Vril, el Dragón Verde, etc, etc. En ambientes ocultistas goza, sin embargo, de cierta consideración la obra de Robert Ambelain, Los arcanos negros de Hitler (Robinbook, Barcelona, 2005) que en las páginas 226–229 alude ampliamente a Hanussen… reiterando los tópicos habituales uniéndolos a cierta erudición en materia de ocultismo, masonería y martinismo que caracterizaban al autor.

(11) La obra fue publicada en España inicialmente por Plaza & Janés, pero actualmente puede consultarse on line http://www.bibliotecapleyades.net/retorno_brujos/retorno_brujos.htm

(12) Remitimos para los interesados en esta temática a la notable obra de Nicholas Goodrick–Clarke,  The Occult Roots of Nazism: Secret Aryan Cults and Their Influence on Nazi ideology, New York University Press, Nueva York, 1985.


ENLACES:

Arde el Reichstag 1Del 30.01.33 al 5.03.33, semanas decisivas
Arde el Reichstag 2 – Llamas en el Reichstag
Arde el Reichstag 3 – La conspiración indemostrable
Arde el Reichstag 4 – Las elecciones de marzo de 1933
Arde el Reichstag 5 – Las modificaciones constitucionales
Arde el Reichstag 6 – El juicio, absoluciones y condenas
Arde el Reichstag 7 – Moscú miente y la mentir se institucionaliza
Arde el Reichstag 8 – Conclusión